«CONSTRUYENDO UNA EDUCACIÓN FINANCIERA”

Volver al listado de publicaciones

En esta nota te presentamos un resumen de la idea ganadora del Tercer Lugar de la 4ta versión del Concurso de Innovadores de Mercado, denominado «Reinventa el Mundo con tus Ideas»

¿Cuál fue la motivación de esta investigación?

Principalmente lo que nos motivó fue la idea de salir de nuestra zona de confort e intentar algo nuevo. Al ser estudiantes de 3er semestre en ese entonces y de una carrera que no es del ámbito financiero (Negocios Internacionales), fue todo un reto el competir con alumnos más experimentados en el tema y de semestres más avanzados, lo cual nos incentivó a superarnos tanto a nivel personal como académico.

Por otro lado, la idea surgió por experiencias propias, las cuales vivimos en carne y hueso cuando estuvimos en el colegio, y en el cambio de colegio a universidad. Las deficiencias, incomodidades y falta de relevancia a la educación financiera desde temprana edad nos motivó e inspiró a desarrollar esta propuesta acorde a la realidad tecnológica y nacional.

¿Cuál fue su idea propuesta para el concurso?

La idea principal del ensayo que presentamos está compuesta de dos etapas que se complementan una a la otra. La primera es la aplicación llamada “Mis Finanzas”, accesible para la población en general pero enfocada en atraer la atención de los jóvenes en edad secundaria y universitaria. Con esta se podrán educar a sí mismos en materia de hábitos de ahorro, finanzas personales y familiares, instrumentos financieros y una extensa lista adicional de información presentada en forma de videos, cursos y seminarios.

 

En segundo lugar, y como eje central de la propuesta, se encuentran los talleres a impartir a los estudiantes de 1ro a 6to de secundaria de colegios públicos y privados, aportando a su educación financiera a través de un programa con contenidos básicos, intermedios y avanzados sobre finanzas y economía que irán aumentando de complejidad por cada año escolar cursado, con el fin de que al salir de la etapa secundaria estos alumnos egresen con mayor preparación a la vida adulta.

¿Cómo podría aplicarse su idea?

Los pasos que vimos necesarios para la realización de nuestro proyecto son cuatro. En primer lugar se encuentra la participación e involucramiento de la Bolsa Boliviana de Valores como principal apoyo e impulsor de la propuesta.

En segundo lugar, se necesita una asociación estratégica con bancos y entidades financieras para obtener un aporte económico y material para los talleres en los colegios. Posteriormente se busca establecer convenios con las unidades educativas a las que se asistirá, con el fin de que los maestros y educadores integren los talleres a sus clases y actividades, y a la vez hagan un seguimiento del aprendizaje de los estudiantes. Finalmente, se buscará fortalecer relaciones con el Ministerio de Educación para, en la 3ra etapa del proyecto, expandir los talleres a todos o la gran mayoría de colegios en Bolivia, entre públicos y privados, con un apoyo gubernamental más presente en la propuesta.

¿Cuál es el impacto que esperan si se aplicara su idea?

 

El enfoque de los talleres y la idea de la aplicación están expresamente pensados para que aporten a las generaciones venideras la información que necesitan sobre educación financiera. Por lo que consideramos que la correcta aplicación de estos proyectos tendría un impacto enormemente positivo en la vida de las personas, en el sistema financiero, y finalmente en la economía del país.

En la vida de las personas mejoraría sus hábitos de ahorro, tendrían un mayor aprovechamiento de los instrumentos financieros y por ende una mayor calidad de vida. Si una persona sabe como invertir, donde ahorrar, entre otras herramientas, más gente entraría al sistema, aportando a largo plazo a la economía del país. Por último, tendría un impacto en la utilización y ampliación de la Bolsa Boliviana de Valores.

 

¿Cuáles son sus conclusiones?

La educación financiera es una disciplina que permite a las personas desarrollar sus actitudes para una toma de decisiones acertada, donde comprenden la importancia de una buena administración de sus recursos en la gestión económica familiar y particular.

La mayoría de la población no conoce de los productos financieros que se ofrecen, sus utilidades y cómo funcionan. La educación financiera debe ser parte integral del proceso de enseñanza, aprendizaje y crecimiento de los jóvenes. Dentro de unos años estos comenzarán a formar parte del sistema financiero nacional y nos interesa que sean miembros productivos de la sociedad. Se deben impartir conocimientos que permitan desarrollar habilidades para el manejo de los recursos económicos y para poder aprovechar las oportunidades del sector financiero en general y bursátil en particular.

A través de nuestra propuesta, nos acercamos a los jóvenes acorde a su generación y sus preferencias inclinadas a la realidad virtual en la que vivimos, aportando a su educación y a su futuro como ciudadanos bolivianos.